¡INTENTARON DE SUICIDARSE DOS YANQUIS!

Un matrimonio norteamericano intentó suicidarse, cortándose las venas y causándose lesiones de gravedad en las extremidades superiores. Las causas se desconocían a fondo, pues los frustrados suicidas no hablan español y se cree que los cónyuges hicieron un pacto para morir unidos.

C. Hermansander y su esposa Estel Berns de Hermansader, son los actores de este caso y ambos se niegan a rendir su declaración; él solamente dicho que ha tenido muchos problemas y “está aburrido de esta vida”; la mujer seguía en estado inconsciente anoche, por lo cual las autoridades desconocen su versión.

Según los médicos del Puesto Central de la Verde, donde se encuentran encamados los norteamericanos, Estel padece una enfermedad incurable y tal vez ello fue el motivo para buscar la muerte junto con su marido.

Ambos fueron recogidos del Hotel del Bosque, ubicado en Melchor Ocampo 323, a las 14.15 horas; pero hasta las 22 horas no se tenía ningún dato sobre este seudosuicidio.

A Estel se le apreciaron heridas en la vena y en la arteria del brazo izquierdo, así como en las venas y el tendón derecho; las heridas del norteamericano se localizaron en ambos brazos y se asentó que el arma empleada interesó piel, músculo y tejido celular.

VETERANO DE LA GUERRA
Después de mucha insistencia de las autoridades judiciales, el norteamericano declaró anoche que llegó hace dos meses con su esposa, pero que se encuentra muy pobre; que fué miembro de la Armada de los Estados Unidos, piloto aviador en la Segunda Guerra Mundial y combatió en Japón y Corea. Afirmó que sí hubo pacto suicida. Además Hermansader dijo que en México no tiene familiares y que hasta la fecha no ha procreado hijos.

Publicado el 28 de abril de 1960 en La Prensa.

Relacionados

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Metrópoli ficción 2014. Todos los derechos reservados